Déjense inundar por una marea de placer. Un torrente se deslizará por sus sentidos. Diseñamos la mejor sesión para disfrutar un inolvidable sexo acuático en tres deliciosos pasos.

De los juegos previos al round acuático
La clave para disfrutar está en jugar con las posibilidades del agua y contrarrestar sus limitantes. Por ejemplo, las penetraciones pudieran dificultarse y hasta ser dolorosas porque el vaivén del agua, lava –literal- los fluidos necesarios o sea, la lubricación natural de la vagina; especialmente en la entrada, en el vestíbulo vaginal. Y obvio, si esa zona está seca, aunque la excitación haya permitido que el interior vaginal esté húmedo, el paso de los primeros embates del pene pueden resultar tirantes y crear mini laceraciones en los genitales de ambos. Pero si desde el foreplay aplican nuestros consejos a prueba de agua, será una experiencia orgásmica para ambos. ¿Listos?

1. Caricias fuera del agua
Necesitarás: Un 2 in 1, o sea un lubricante que también funcione como aceite de masajes. Lo consigues en sex shops y Sico también lo fabrica; de venta en farmacias y súpers.

sico play

Ambos deben estar totalmente desnudos. Tomen una buena cantidad de lubricante y comiencen a masajear todo su cuerpo; excepto los genitales.

Algunas ideas:
• Recuesta a tu pareja sobre una toalla o camastro, ‘móntate’ a la altura de sus espinillas y comienza a deslizar tus manos llenas del aceite desde sus rodillas hasta la entrepierna. Regresa y esta vez deslízate hasta sus ingles. No toques aún sus genitales, sólo flirtea con ellos, como si estuvieras a punto, pero te detienes cuando apenas tus dedos rozan los bordes laterales de sus testículos o sus labios mayores.
• Continúa por el pubis, sube por el abdomen y llénalo d aceite en el pecho. Recuéstate para que sus pechos se adhieran y ‘aceiten’. Al estar su cuerpo tan ‘aceitado’, podrás deslizar tus piernas para colocarlas sobre las suyas y patinar sus cuerpos mientras se besan.

2. Prepararen sus genitales para la contienda
Necesitarás un lubricante espeso, con base de silicona; o el mismo 2 in1 porque puede usarse en genitales.
La estrategia es lubricar el pene y vestíbulo vaginal tanto como sea posible.

Algunas ideas:
• Asegúrate que las palmas de tus manos estén cubiertas de lubricante. Coloca ambos dedos pulgares a cada lado del pliegue de unión de sus ingles. Deslízalos y únelos en su pubis. De ahí parte para subir y bajar por el tronco de su pene o sus labios mayores. Acaricia circularmente el glande con tu pulgar.
• Pídele a él que con los dedos súper lubricados acaricie la unión de tus labios mayores y menores; debe deslizarlos ascendentemente, llenar tu clítoris de lubricante y masajear. Es muy probable que llegues al orgasmo.
• No debe olvidar en algún momento colocar lubricación extra tanto en el vestíbulo vaginal de ella; así como el primer tercio de la vagina, penetrando suavemente con uno o dos dedos y rodeando las paredes para dejar una buena porción en el interior.

3. Cuerpos al agua
Una vez que entren en contacto con el agua, notarán por qué debían cubrir sus cuerpos con aceite. La sensación se maximiza al tacto y las manos son mucho más hábiles al ritmo de los estímulos. Otro plus está en la libertad de movimiento porque pesan mucho menos y las posiciones sexuales serán increíbles y sin esfuerzo. Muy importante, no tarden demasiado en comenzar con la penetración ya que aunque sus genitales están colmados de lubricante, deben aprovecharlo al máximo.

¿Quieres ideas para aplicar las mejores posturas bajo el agua? Checa el post: Aqua sutra en un Love Hotel

Banner_800x532

Share Button