Aunque incluso en medio formales se le llama comúnmente ‘Pastilla del día siguiente’, no lo es, es la píldora de ‘Tomarse lo antes posible’ después de la relación sexual no protegida;  no el día después. Post Day, es un nombre comercial, la marca de una píldora de emergencia, que eligió un nombre equivocado pero lo mismo contienen otras marcas, es decir Levonorgestrel como sustancia activa: una hormona que promueve que se suprima la ovulación y se espese el moco cervical. Tiene dos fines: al no haber ovulación, obvio, no hay óvulo qué fecundar y el espesor que se da en el moco, impide o retrasa el paso de los espermatozoides en busca de un óvulo para unirse a él y resultar en un embrión potencial a ser humano. Así de simple.

La efectividad de las PAE o pastillas anticonceptivas de emergencia depende POR COMPLETO de la prontitud con que se tome. Tienen un 94% de efectividad si se ingiere en las primeras 12 horas posteriores al coito no protegido. Cuantas más horas dejen pasar menor será su efecto. Para poco antes de las 72 horas apenas ofrecen un 70% de efectividad. Y si ya pasaron dichas 72 puede que ya ni siquiera tenga un efecto. Entonces, si ya se dieron cuenta que el condón se deslizó o rompió o que, en fin, están en plena emergencia, salgan cuanto antes a conseguir unas a la farmacia.

Como cualquier químico, en este caso hormona sintética, tendrá efectos secundarios. Su función de evitar un embarazo  de que la cumple, la cumple, pero suele traer cambios en el ciclo, menstruaciones inesperadas o malestar como dolor de cabeza, sueño, náuseas, fuertes cólicos y hay mujeres que han reportado sentirse mareadas o con vista borrosa.

El efecto secundario más frecuente es el sangrado por deprivación, un sagrado derivado de esa fuerte dosis de hormona y que NO es tu menstruación. Abajo lo explico con mayor detalle. 

La cuestión es que cada mujer reacciona de diferente manera. Es una fuerte dosis de hormona y por lo tanto, no se debe abusar de ellas. Úsenlas sólo en caso de verdadera emergencia. 

Muchas ocasiones, la menstruación llega el día que se esperaba, otras, unos días después de haber tomado la pastilla, adelantándose porque el ciclo cambió. Hay veces que de hecho una vez que se menstruó, un par de semanas después, se presenta de nuevo el sangrado. Sin que nada de lo anterior tenga un significado de cuidado. 

Por otro lado, pueden pasar otras situaciones. Algunas mujeres se han dejado alimentar por ciertos mitos, por ejemplo creen que si se da ese sangrado inadvertido antes de su fecha esperada de menstruación, significa que estuvieron embarazadas y la píldora les provocó un aborto y que esa sangre escasa y marrón es el embrión ‘despedazado’. FALSO. La PAE NO es un abortivo. 

Otras comentan que si sangraste es probable que estés embarazada y que justamente ese manchado cafesoso e irregular es un síntoma de embarazo. Falso de nuevo. 

La píldora de emergencia provoca una supresión de la ovulación y espesor en el moco cervical, es decir impide que haya un óvulo fecundable ‘a la mano’. Eso NO significa que impida la implantación de un óvulo fecundo. Si se diera la concepción antes de la toma, la píldora no provoca ningún efecto, por ende no puede generar un aborto. Así que desháganse de esa idea de que el sangrado es el desecho de lo que pudo ser un bebé. Ya me imagino la cantidad de mujeres con sentimientos de culpa cuando lo que experimentaron fue sencillamente un sangrado por deprivación. ¿Qué es eso?

Explico. La deprivación es la pérdida de un elemento esperado. Es así que, al recibir una alta dosis de hormona en una o dos tomas y al haberla suspendido (como indica el esquema de emergencia y no hay por qué cambiarlo), surge una deprivación de hormona. El cuerpo supone que recibirá más, pero no sucede, por lo tanto surge un sangrado que no significa ni un aborto ni un embarazo. Por ejemplo, si tomas pílodras anticonceptivas de esquema normal, o sea de 21 o 28 pastillas y de pronto olvidas tomar más de dos o las suspendes súbitamente, sucederá lo mismo, habrá un sangrado; pero no es tu menstruación. Y claro, en ambos casos puede que tu regla se presente cuando lo esperabas o se adelante o se atrase por efecto del desbalance que creaste al enviar esa sobre dosis de hormona. Claro, si te tomas las píldoras de emergencia a cada rato, te provocas dichos sangrados con frecuencia, lo que se traduce en estar cambiando constantemente tu ciclo y terminas por no saber cuándo estás menstruando y cuándo deprivando. 

Ahora, hay otra incógnita, ¿cómo no confundir el sangrado por deprivación con un sangrado por implantación? Con los tiempos. Un sangrado por implantación, es una ligera pérdida de sangre, más oscura que la menstrual que se da entre los seis y los 10 días tras la fecundación y que obedece a la adhesión del embrión en la pared del útero, rompiendo pequeñas venas y arterias que irrigan normalmente el endometrio. Dura dos o tres días, puede repetirse varias veces durante el primer trismestre y se suele confundir con la menstruación. Sin embargo, esa sí puede ser una señal de embarazo. La diferencia con el sangrado por deprivación radica en que este es frecuente cuando hay uso de píldora de emergencia. No se angustien, aquí la info completa sobre el sangrado por deprivación.

Y ojo, no siempre se presenta el sangrado por deprivación, hay quien toma las píldoras y simplemente menstrúa cuando esperaba y punto final. Tampoco quiere decir nada, cada cuerpo reacciona distinto. Porque ahora no se vayan a poner a armar historias como que si no tuviste sangrado por deprivación quiere decir que la pastilla no funcionó. 

Otras dudas frecuentes:

1. Las pastillas anticonceptivas comunes funcionan como de emergencia en grandes dosis?

La respuesta ortodoxa es sí. No obstante, no podemos saber exactamente en qué cantidades. Por ahí hay quienes se toman cuatro y a las 12 horas otras cuatro o dos o tres. No se puede saber qué dosis es la correcta y sí puede ser dañino. ¿Para qué hacer esto? Hay pastillas especiales diseñadas como anticonceptivo de emergencia. Y como sabemos que pueden presentarse, lo mejor es tener una en la bolsa o en el botiquín casero. Las hay incluso de una sola toma y se ¡acabó! No anden metiéndose hormonas en cantidades que NI CONOCEN.

2. ¿Es necesario tomarla cuando se rompe el condón más se está cercana a menstruar?

Debido a que sabemos de las ovulaciones dobles o cambios de ciclo inesperados, lo mejor es aplicarla. Aunque sabemos que estando cerca de la menstruación es probable -mas no imposible- quedar embarazadas, lo mejor en caso de accidente es tomarla. Es muy probable que la hormona de emergencia provoque un sangrado más abundante o cambie el ciclo. La solución: tomar un anticonceptivo de esquema mensual (de 21 o 28 píldoras), hacer conciencia sobre la importancia de estar SIEMPRE  protegidas. Y -ojo- 

3. ¿Cuántas dosis puedo tomar al año sin tener problemas?

Los expertos opinan que no más de TRES al año, y no demasiado consecutivas. Hay muchos reportes de quistes ováricos por exceso de tomas de antinconceptivos de emergencia. El ciclo se altera y puede además generar desórdenes hormonales.

4.. ¿Puedo tomarla después de 72 horas de la relación de riesgo?

Puedes, pero la eficacia baja, ya le diste chance a tu cuerpo de ovular, si el proceso ya comenzó no lo podrás detener. 

 

Share Button