Hoy vamos a explorar los puntos de penetración que nos permiten estimular distintas zonas de la vagina y el pene. Porque no todo es entra-sale. Hay sub zonas en ambos genitales que pueden ser estimulados a través de posturas que permitan absoluta libertad pélvica para construir sensaciones y picos orgásmicos antes del gran clímax. O quizás varios en un mismo round. Chequen:

El volcán
Ella sólo tiene que montarse sobre él, sentado al borde de la cama o un sillón; engarzando sus piernas en la cadera de él.

el volcan

Una vez que se dé la penetración, a través de un movimiento suave y paulatino para llegar a tope o fondo.
Una vez que la penetración se sienta segura, fíjala y ella debe comenzar a dejar caer su cadera hacia abajo poco a poco, sosteniendo su peso con las piernas contra la cadera de él.

El pene obviamente va a perder profundidad dentro de la vagina. Pero, ¡oh sorpresa!, de ese modo la mitad a ¾ del pene será lo que trabaje justo en la entrada o primera porción de la vagina; la parte más sensible y con la cual prácticamente todas podemos hacer contracciones (apretar el pene). Esta zonita es estratégica en la creación del orgasmo porque el pene roza constantemente la pared anterior o de frente de la vagina donde tenemos la Zona G. Y otra sorpresa, es que al haber mayor apertura de las piernas, obvio, habrá roce al clítoris.

Él estará recibiendo constantemente estímulo en el glande y el primer tercio del tronco del pene donde posee mayor sensación.

Dale más: Ponte un Sico® Thermaxx® Skin, un condón mega delgado; de poliuretano y que conduce el calor. La intensidad será épica.

 

La silla eléctrica
Aquí vamos a necesitar una silla o sillón con brazos (descansabrazos). Como pueden ver es súper cómoda y parece muy clásica pero tiene un twist súper interesante.

silla electrica

 

Una vez que ella esté montada, él debe sacar una pierna y descansarla en uno de los descansabrazos de la silla, promoviendo mayor apertura de su pelvis.
Ella debe pegarse lo suficiente para que sus piernas, o una de ellas quede recargada sobre el otro descansabrazos.

La clave para intensificar las sensaciones está en el vaivén, en cómo será la dinámica de penetración. En esta ocasión, ella levará el ritmo. No debe subir y baja la cadera, sino masajear como si columpiara, adelante y atrás la cadera. Cuando va hacia atrás levanta ligeramente la pelvis y al regresar en esa línea curva pega por completo su pubis al de él.

Hay una estimulación total al pene, y mucho roce al clítoris cuando se pegan los pubis. De hecho puede quedarse ahí un lapso más largo moviendo lado a lado la cadera para masajear el clítoris.
Dale más: Dada la fricción y todo el movimiento, necesitas un condón muy resistente pero que además contribuya a la acción. Prueba un Sico® Pleasure® Feel, que está texturizado y va a masajear las paredes de su vagina, aumentando –todavía más- la sensación. Regalazo

sico-producto-condones-thermaxxpleasure-sico-singleproduct-nuevosproductos

Banner_SicoCH

Share Button