El 69 es una de las posiciones clásicas y realmente disfrutable, aunque suele traer ciertas preguntas incluidas antes de su ejecución. Colocarse ya sea de lado o –casi siempre- ella sobre él pero de la cara a los genitales del otro, a algunos les hace sentir demasiado expuestos. Es de las pocas que provee de contacto no coital y con el fin de poner las felaciones y los cunnilingus, o sea el maravilloso sexo oral, a desarrollar todo su potencial.

Entonces, dado que es una postura no sólo sin fines procreativos sino tampoco de contacto por penetración también ha sido medio satanizada.
Independientemente de estas ataduras, muchos que no tienen tapujos se encuentran con incomodidades. La mayoría siente una especie de vergüenza a que su pareja tenga una vista zoom a sus genitales. También se preocupan por los olores tan directos.

Por otro lado, gran parte del disfrute radica en que hay un intercambio de placer completo. Entonces, en tanto te sientes más y más estimulado oralmente por tu pareja, eso te insta a ejecutar con mayor deseo e intensidad. Y se convierte en un dar y recibir cada vez más candente. De hecho es una de las prácticas que permite a muchos llegar al orgasmo de manera simultánea. Las sensaciones se apuran de manera literal.

Asegúrense unos minutos antes, de que la zona esté presentable. Sí, sí uno tiene sus dudas de repente. Es una partecilla encerrada casi todo el día, pueden generarse olores por desarrollo bacterial y humedad, y bueno es la vía de salida de desechos pero nada les quita tomarse un minuto y pasar una toalla especial para higienizar.

Por otro lado, ábranse a la experiencia. Permítanse descubrirse desde ese ángulo. Sin embargo, hay otra complejidad durante el performance y que de manera frecuente se comenta: el cansancio de la mandíbula o la boca ante la insistencia de los estímulos. Bueno, simple, combínenlo con otras caricias, y mejor aún, que no les exija mucho esfuerzo. Por ejemplo, utilicen un anillo vibrador; obvio, encendido y deslícenlo por todos los órganos sexuales de su pareja, combinando con caricias orales o linguales. La experiencia será vibrante, literal.

#FelicesOrgasmos

 

 

Share Button