Ya son muchos los casos reportados de hombres que a consideración de -casi siempre- un médico urólogo necesitaban una intervención para eliminar sus Glándulas de Tyson ya que las confundieron con condilomas o lesiones ocasionadas por VPH. Por lo regular dichas lesiones se queman o congelan con un asa electroquirúrgica o LEEP (Loop Electrosurgical Excision Procedure) con la cual, como su nombre indica, se esciciona o corta el tejido para retirarlas. De acuerdo a varios médicos en muchas ocasiones se han dado diagnósticos equivocados y estos pacientes no tenían más que pápulas perladas o Glándulas de Tyson, las cuales, como ya hemos comentado antes (EN EL POST GLÁNDULAS DE TYSON VS CONDILOMAS) NO SON LESIONES indicativas de alguna ETS. Son un fenómeno fisiológico inofensivo, formaciones benignas propias del pene y están presentes desde el nacimiento, pero algunos hombres las desarrollan es decir, se les ‘agrandan’ llegando  a tener un tamaño realmente notorio. Pueden formarse en la zona de unión del prepucio con el glande: cuello del pene, corona del glande y capa interna del prepucio y pueden hacerse varias ‘filas’ de las mismas. Sus células producen el esmegma o sea el sebo o macilla blanquecina que si no se es circunciso, puede acumularse por lo que se recomienda mayor higiene. No obstante no es alguna enfermedad NI ES TRANSMISIBLE SEXUALMENTE.

Lo que la mayoría de los especialistas recomienda es acudir con un DERMATÓLOGO  si han notado este tipo de pápulas en su pene. Él o ella, será quien determine de manera factible si se tratan de las glándulas o si son condilomas y por lo tanto deben tratarse como tal. Algunos hombres llegan con algunos médicos y les muestran que ‘les salieron’ esos granitos y si comentan que han tenido sexo de riesgo, en automático se las queman. El caso, es que las Glándulas o pápulas perladas suelen salir de nuevo en unos meses, vuelven a desarrollarse y ya que el paciente se pasó un mes sin relaciones, con el dolor y los cuidados que dicha intervención les requirió, el doc sale con ‘Ups, eran glándulas manito. Ay, perdón’. Así que ya saben con quién acudir antes que nada. Ojo, no quiero decir con esto que un urólogo no pueda identificarlas, pero se han dado casos por lo que un especialista en piel tiene mayor ojo clínico para determinar. Las lesiones por VPH son escamosos como una coliflor y suelen ser grisáceas. Así

Las lesiones o verrugas en forma de coliflor pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual. Se presentan regularmente alrededor del ano o en el pene, escroto, testículos e ingle o en los muslos. No obstante, no todas las cepas el virus producen lesiones. Por otro lado, un hombre puede tener el tipo de VPH que causa verrugas genitales y nunca desarrollarlas pero sí contagiar. Desgraciadamente, la mayoría de los hombres son reservorios pasivos del virus, es decir, no presentan ningún síntoma.

No se auto diagnostiquen, si tienen dudas vayan con el especialista. Y ¡eso sí! Si notan que dichos ‘granulitos’ aumentan hacia la zona del perineo, ya no son pápulas. No nos hagamos mensos ya hay alguna ETS.

También por ahí me llegaron algunos reportes de un pseudo medicamento tópico, o sea untado, que les promete desaparecerlas. En primera, pese a que pueden lucir poco estéticas o causar malos entendidos, debemos comprender que son parte de la anatomía y el que se hayan desarrollado no obedece a ninguna infección o proceso maligno. Déjenlas ahí, ¿para qué andarse con angustias? Dicho medicamento no ha sido investigado lo suficiente y pudiera causar estragos posteriores. No se diga de los remedios caseros como la pasta dentífrica que literalmente queman la piel y no resuelven el problema. Consulten a un dermatólogo.

Ahi les encago sus pápulas perladas, éstas

Más cerca

¿Estamos? ¿Les pasó algo parecido? ¿Tienen pápulas perladas y se han sentido incómodos o antiestéticos?

Acá más info sobre las PÁPULAS PERLADAS O GLÁNDULAS DE TYSON

Y no las confundan tampoco con las MANCHAS DE FORDYCE, también parte de su  morfología

Share Button