Hace unos días de nuevo comenzó el show político, mágico, musical en contra de la anticoncepción de emergencia, de la cual ya hemos hablado mucho pero mucho aquí. Y donde -de hecho- hemos corregido a modo de fe de erratas, y la antes llamada Post Day es nombrada en este sagrado lugar del sexo como Pastilla Anticonceptiva de Emergencia. Esto, como lo expliqué en posts pasados, debido a que se prestaba a diversas confusiones. Pero ahondemos en el asunto político con sus tintes de mochería y algo más.

Antes que nada, cabe analizar cómo es que ciertos personajes se avientan a lanzar juicios sin conocer cómo esel proceso de acción de dichos anticonceptivos. Quizás, si lo supieran (se informara), no tendrían cómo afirmar que es un método abortivo o que son pastillas abortivas. WTF? A ver, expliquemos cómo funcionan estas pildorillas.

El paquete puede contener una o dos tabletas . La sustancia que contiene se llama Levonorgestrel, una progestina sintética. Es decir es una ‘copia’ hecha en un laboratorio de la progesterona naturalmente producimos. Esta hormona, tendrá una acción con una eficacia máxima del 94% para evitar un embarazo pero está sujeta a la prontitud con que la que la tomen después del coito no protegido.
Imaginemos que ahora mismo acaban de tener relaciones sexuales y se rompió el condón, por ejemplo. Y no me salgan con babosadas de ‘Nos ganaron las ganas porque es una verdadera estupidez que deben evitar. Carajos, ¡sean responsables!’. Bueno, dado el hecho de que el señor condón se les hizo añicos, tienen, de preferencia, 12 horas para tomarlas y precisamente tener ese 94% de efectividad. Cuanto más dejen pasar, menor será su acción.
Ahora, una vez que hayan tomado la primera tableta, deberán dejar pasar 12 horas y tomar la segunda. Si, es de una sola toma, pues se la sampan obviamente una sola vez pero lo antes posible. Por ejemplo, digamos, notaron la emergencia a las ocho de la noche, y –con toda responsabilidad- toman las PAE dos horas después (10 pm), la siguiente deberás administrarla a las 10 de la mañana.
Ahora sí la cosa del quesque efecto abortivo: El levonorgestrel que contiene, al entrar al cuerpo, producirá efectos propios de la progestina: inhibirá o pospondrá la ovulación y el moco cervical se hará más espeso, eso le quitará movilidad y vitalidad a los espermatozoides.Esa es la causa por la que se debe tomar lo antes posible, porque cuanto más tiempo le den a dichos espermatozioditos de avanzar menos chance habrá de que el moco espese a tiempo para pararlos y, obviamente, cuanto antes hay que inhibir la ovulación.

La acción de esta hormona, IMPIDE la fecundación más NO interrumpe un embarazo. Es decir, si el espermatozoide logró unirse al óvulo, la pastilla de emergencia no lo disolverá o promoverá la expulsión del embrión. En este caso, si tomaran las pastillas y ya están embrazadas simplemente no habrá ningún efecto y el proceso seguirá su camino. Y en pocas palabras, ¡peluca! El levonorgestrel no provoca que haya contracciones uterinas o sangrados que es lo que producen algunas pastillas que SÍ son abortivas, las PAE o pastillas anticonceptivas de emergencia no y no provocan ese efecto. ¿Estamos?

Share Button