La gran mayoría de los hombres, tienen temor o prejuicios sobre ser estimulados analmente. Sobre todo porque la práctica se relaciona con el mundo homosexual y ya sabemos, que les aterra que puedan pensar que su calidad de straight está en entredicho. Pero creánme que lo puedes pasar muy bien.

De inicio hay tener claro una orientación sexual no ‘te da’, no ‘se contagia’ sino es, y se descubre. Perviven esas ideas homofóbicas e ignorantísimas.  Todos los hombres tienen la misma sensibilidad y el mismo potencial de sentir placer por esta vía. El ano está cundido de terminales nerviosas que pueden promover placer y la penetración por dicha vía igualmente puede resultar súper gozosa para cualquier hombre, no tiene qué ver con su orientación sino con sus mapas de reflejos eróticos, con las zonas que le gustan o no que le estimulen. Y, de hecho, hay hombres gays que no gustan ser ni penetrados ni estimulados externamente en el ano.

Y por lo tanto no alude a ninguna orientación el tener un orgasmo prostático, no es facultad exclusiva de los gays o los G0ys (aquí les explico de dicho grupo).

La única forma de accesar a el punto P, o glándula prostática es por esta puerta, el ano.

Estos son los pasos. Está comprobado que la sensación eyaculatoria se exacerba cuando se toca ese punto. Exploren.

  1. Pide a tu pareja que se recueste con las piernas flexionadas y abiertas.
  2. Colócate frente a él y comienza a darle sexo oral.
  3. Conforme se vaya excitando; con un dedo perfectamente limpio y bien lubricado con un gel con base de agua o un lubricante indicado para esta zona como los lubricantes con base de silicona. Comienza a masajear circularmente su ano para que éste se vaya relajando y dilatando.
  4. Después de un muy buen rato de estimulación, introduce poco a poco tu dedo índice o cordial, con la palma de la mano hacia arriba y haz movimientos circulares. No necesitas meter todas las falanges ya que la próstata es más accesible en el tercio inferior del recto.

Además de mejorar su erección, sus sensaciones se exacerbarán y el orgasmo se dará; incluso por sí mismo, sin eyaculación, que no olvidemos que son dos procesos fisiológicos distintos. El primero es la vibración intensa de la glándula prostática y no determina que haya expulsión de semen. También puedes aplicar este juego mientras él te penetra.

Sugerencias Cuida que tus uñas estén limpias, cortas, sin astillas y ovaladas. Por comodidad e higiene, pueden usar un guante de látex para mayor comodidad, y no olvides el lubricante; nunca, nunca en seco porque es una zona muy vascularizada y puedes romper vasitos que después serán proclives a bacterias en esa zona séptica.

Eso sí, respetemos los límites. Si a él no le late, punto. E –importante- no se debe practicar a hombres que tengan hemorroides, fístulas u otras lesiones en la zona. Pero, para aquellos que deseen experimentar esta otra vía de placer, quítense esas ideas homófobas de que si les gusta de ahí no pararán buscando que un hombre los penetre. La orientación es, nace con nosotros y se descubre. Punto.

Banner_800x532

Share Button