La sexualidad mística, como se le conocen a las prácticas sexuales orientales que hasta ahora son dignas de ser estudiadas y aprendidas, siempre han planteado que gran parte del bienestar que se persigue a través del sexo surge por medio del juego, del gozo que nos lleva a estados de alegría, de alta vibración. Uno de los principales preceptos por ende, es el de integrar diversión mediante estímulos que pocas veces el cuerpo por sí sólo puede dar. Ser demasiado ceremoniosos o técnicos puede no llevarnos precisamente al clímax, sino a un aburrimiento letal o a una sensación mecánica.

El masaje vaginal durante el coito genera una dinámica bastante interesante y lúdica.  Y no, no pongan cara de ‘¿Cómo? O la penetro o masajeo’. Precisamente ese masaje lo va a dar su pene. Ahora verán.

Como ya es sabido, nuestro vehículo hacia el orgasmo es el clítoris, sólo el 7% de las mujeres a nivel mundial alcanzan el clímax por mera penetración según múltiples estudios como los de la Sociedad para el Estudio Científico de la Sexualidad de EU. No obstante, la sensación de ser penetrada es verdaderamente estimulante y muchas veces requiere de un toque extra para ‘despertar’ todas esas terminales nerviosas de las que la vagina está provista. Para nadie es secreto que miles de mujeres reportan poca sensibilidad interna al momento del coito. Esa es la causa por la que muchos juguetes como dildos o vibradores ahora se diseñan con protuberancias en forma de pequeños topecitos o líneas de entramado realzadas. Al momento que la vagina recibe ese ‘entra y sale’ aunado al masaje que dichos abultamientos proveen, la cosa se pone de lo más buena.

La noticia es que no necesitan un juguete con dichos bultitos, ahora ese plus está integrado en el condón gracias a Sico Pleasure. Les explico, es un condón de látex que apenas ha sido lanzado en México con una forma anatómica que refuerza la firmeza del pene. Tiene un grosor de 0.065 mm (o sea, nada) y, además de la seguridad que todos los condones de esta marca proveen en términos de anticoncepción y protección contra enfermedades de transmisión sexual, está dotado de una doble textura. Tiene puntitos y rayas que son ligeramente más protuberantes que la superficie del condón y que permiten dar ese masaje delicioso a la vagina. ¡Pónganse de pie y aplausos! ¿Así o más chido?

Con este condón se rompe el mito de que el uso del mismo es mera responsabilidad, ahora también regala diversión, más sensibilidad y estímulos nuevos que son sutiles pero poderosos. La resistencia está comprobadísima así que cero preocupaciones sobre un embarazo o pescar un visitante indeseable en sus hermosos genitales.

Los consiguen, como todos los productos Sico en farmacias, tiendas y supermercados. Prueben y confirmen lo dicho ante el ojo en blanco de su chava. O ustedes sexonautas féminas que nos visitan, si quieren integrar un toquecito rico al siguiente round, cómprenlos y pónganselos al incauto. Es como un autoapapacho. El paquetito es muy discreto y lo pueden traer hasta en la bolsita de maquillaje. Disfruten.

Share Button