Levantamiento de penes. Estas son las razones básicas por las que, aunque te sientas excitado y juras que quieres hacer el amor,  pierdes erección; cuando no hay un problema médico que atender.

Estrés todo el día…pero mala noche ¡no!
El Instituto Nacional para la Salud de los Estados Unidos, encontró que la pérdida de erección se relaciona con el estrés laboral en un 20 por ciento de los casos. Tu pene puede estar resintiendo tus constantes presiones. Dale un descanso. Haz ejercicio, busca actividades y momentos en el día para respirar y relajarte. Tal vez el salir diez minutos de tu oficina, quitarte los calcetines y caminar un poco por la jardinera haga toda la diferencia. Si esto se te complica, al llegar a casa cada noche mete los pies en un balde de agua tibia y escucha música, lee o juega X-BOX. Tu circulación se activará y estarás listo para irte a la cama, no exactamente a dormir. Evita la cafeína, puede alterarte. El estrés afecta a la presión sanguínea. No estaría mal que pidieras en el servicio médico de tu oficina o tu escuela que te tomaran la presión. Una presión normal es de 120/80, si la rebasas puede que estés algo tenso. Esa puede ser la causa de que ‘tu amigo’ ande ‘volando bajo’, recuerda que una erección efectiva, ‘la llevas en la sangre’.

No me molesten, ando borracho
Beber a todos nos relaja y nos ayuda a excitarnos pero más allá de tres copas en vez de darle volumen a tu miembro, terminarán por dejarlo como ‘perro atropellado’. Si quieres lograr una buena erección no rebases el límite. Una encuesta reciente de la OMS reveló que consumir más de 30 a 60 centímetros cúbicos de alcohol al día (más de dos copas) inhibe el óptimo funcionamiento del sistema nervioso autónomo, implicado en la respuesta sexual. Mantén sobrio a tu pene y saldrá victorioso.

Róbame el aliento…pero no la erección.
Tu pene se erecta a la menor provocación pero cuando más lo necesitas dice ‘hoy no quiero’; justo cuando te dijo que sí esa mujer que te vuelve loco ¿Cómo puede ser? Sé que no le temes a ella, sino a no demostrarte que eres un semental. Desecha esa tontería, si ella está ahí semidesnuda es porque vio lo especial que eres, tal vez algo que ni siquiera te has dado oportunidad de ver en ti mismo. Confía. Si te juzgas y comienzas a presionarte, no lograrás que ‘aquello’ se levante aunque te mande al mismísimo Yoda a convencerte de no irte al dark side. La culpa también suele apagarte, a veces tu pene es más conciente que tú. Si estás siendo infiel o acostándote con alguien que sabes que no debes, es normal que no coopere tu miembro. Escúchalo, puede tener razón.

El deseo entra por la boca
Comer bien es básico, si tu alimentación está compuesta por tacos de la esquina, frituras y nunca incluyes ensaladas, granos, fibra, pescado y huevos es probable que tu rendimiento te haga ser más un ‘Quijote’ que un ‘Casanova’. Haz la prueba una semana, esfuérzate por comer mejor y verás que tus noches se llenarán de erecciones poderosas.

Arriba muchachos!!!!!

Share Button