Momento de ponerse a jugar. Les propongo un ejercicio para ampliar el panorama de la dinámica en pareja. Consiste en un juego de exploración. Durante un periodo de tiempo dividido en dos partes. Por ejemplo, media hora para explorar un rol y otra media para explorar el otro; dependiendo del tiempo del que se disponga para realizarlo, si no, 15 minutos y 15. Obviamente se aconseja que esté fuera de presiones y no anden pendientes del reloj.

El lenguaje sexual depende de los ritmos de nuestro cuerpo, hay que ser asertivos con nuestros ritmos amatorios y encontrarlos, adaptarlos a la pareja es parte de la magia; de la dinámica.

El ejercicio requiere obviamente estar desnudos y es conveniente marcar límites y especificar claramente si hay algo que no desean. Pero nunca cerrados a la experiencia por miedos o limitaciones; mucho menos ordenarlo como especie de amenaza. Se trata de la colaboración consciente, o sea, NO de pensar lo que se siente, de sentir lo que se siente. Cuando se está en el rol activo estimulando al otro y cuando recibimos las caricias.

Es un ejercicio digamos burdamente ‘de egoísmo’ porque no se trata de hacer lo que ‘yo creo que le gusta al otro’, sino lo que a mí me gusta o gustaría hacerle. Muchas parejas descubren que hay toda una gama de posibilidades nuevas qué compartir. Claramente por eso antes se marcan límites. Por ejemplo, yo en mi turno de ‘pasivo’, simplemente le permito al otro que explore, juegue y sólo me ubico en sentir placer. Pero si no me apetece que me estimule analmente, lo aclaro antes.

La mejor manera del estimular es disfrutando uno mismo, ya que no hay nada más excitante que ser testigo del placer del otro. Y ábranse, permítanse la experiencia. Es fácil decir, ‘No. No me gusta. No toques ahí. Me duele’, ¿realmente es una respuesta propia o vendida por alguna idea? Tendrán grandes sorpresas.

El ‘activo’ se conoce, descubriéndose como un ‘explorador’ de zonas que nunca antes le pasaron por la cabeza. Y es mutuo.

Y para completar la experiencia de exploración, la herramienta erótica estrella para este ejercicio es el Sico Play ®, porque lo pueden utilizar para que sus manos se deslicen extraordinariamente en cualquier parte del cuerpo, y obvio en el pene, vulva y vagina; y no tendrán el menor problema si después del juego quieren penetrar con un condón Sico®. Perfectamente compatibles.
¿Están listos? Disfruten.

Banner_SicoCH

Share Button