Te revelamos los misterios de la erótica, el arte de los sentidos y las sensaciones. Hazlos tuyos y conviértete en el amante del millón (de orgasmos).

Mapa de exploración
Esta es una guía del cuerpo, de sus posibilidades y potencial, parte por parte. Hombre y mujer.Prepara tus sentidos y viajemos de cabeza a pies.

Los ojos
Recopilan casi toda la información. Ver es un deleite, en especial cuando la imagen está cargada de sensualidad. Aliméntalos creando un ambiente que te resulte excitante: la iluminación suave o la penumbra, íntimo o a la vista de otros. Observa, date tiempo para descubrir lo que nunca has visto en el cuerpo de tu amante, asómate a lo recóndito. Déjate observar, no juzgues lo que no te gusta de cuerpo, muéstralo y descubre su sensualidad. Sí, en tu barriga también hay sensualidad.

Sico® ejercicio
1. Delineador de lengua. Estímulo tierno pero efectivo. Después de una buena sesión de besos y de preferencia recostados besa sus ojos y prosigue pasando la punta de tu lengua por todo el nacimiento de sus pestañas del lagrimal hacia afuera, pocas veces erotizamos los párpados.

La nariz
El sentido del olfato es vital en la erótica, el olor del amante es un ingrediente importantísimo; el propio olor, sabernos con un olor irrepetible: es nuestra marca registrada.

Sico® ejercicio
2. Mientras inhalas sobre una parte del cuerpo de tu amante, te darás cuenta que la lengua está pegada a tu paladar, separa la lengua y verás que no huele igual. Ahora, aplica el secreto de Cyrano: acaricia tu nariz con sus genitales. Y claro, sus genitales con tu nariz (tacto-contacto).Recorre hasta la entrepierna, con ésta roza su clítoris o glande, cierra los ojos y combínalo con algunos juegos de lengua (el olfato y el gusto trabajan juntos).

Las orejas y el cuello
Para conectarte, escucha. Las mujeres solemos ser más auditivas, aliméntanos el tímpano, di lo que sientes o lo que te hacemos sentir.

Sico®ejercicio
3. Un clásico evolucionado. Comienza a deslizar tu lengua desde los hombros sube por la clavícula y el cuello. Al llegar al lóbulo succiona ligeramente. Termina el recorrido pasando sólo la punta de tu lengua a lo largo del pabellón y llega hasta sus cienes. Repite y regresa.
*Buen tip: no abuses de la cantidad de saliva, escuchar que hay una “alberca” ahí suele distraer.

Los pechos
Favoritos de la vista y el tacto. El primer objeto de deseo oral. Voluptuosos, suaves, provocadores.Son muy sensibles y están conectadas con el útero: el efecto de succión crea contracciones uterinas

Sico®ejercicio
4. Para él: cúmplele una fantasía. Recuéstate boca arriba y pídele que se monte sobre tu abdomen. Acaricia su pene con una buena cantidad de Soft Lube® Pleasure Plus®, ya que contiene L-arginina, una enzima de origen natural que fomenta una mayor microcirculación, activará aún más la sensibilidad de sus genitales.

Coloca su pene entre tus lolas, no importa si no son ‘grandes’. Sigue acariciando con el pene descansado entre ellas y empuja su cadera hacia atrás para indicarle que debe mover la pelvis para que su pene acaricie tus senos.

5. Para ella: activa sus senos. De menos a más. De frente acerca una de tus manos a sus pechos. Blofea, sin tocarlas, con tus dedos a unos centímetros de su piel, recórrelas desde las axilas hasta el nacimiento, rodea sus pezones. Da ligeros roces ‘casuales’ y después de un rato, toca suavemente, acaricia uno de sus pezones circularmentecon el pulgar bien lubricado con Soft Lube Pleasure Plus ® (lo puedes usar en cualquier zona). Todo viéndose a los ojos y sin hablar.

¿Quieres seguir recorriendo su cuerpo? Continuamos en el siguiente post…

Banner_SicoCH

Share Button