En 2009 fue publicado en Times un controversial estudio de la Universidad de New Castle, realizado por el psicólogo Thomas Pollet quien concluyó que las parejas de los hombres con altas posibilidades económicas suelen tener más orgasmos.

Esto no alude a que el dinero les dé mejores técnicas amatorias sino a un asunto de evolución y adaptación. El profesor Daniel Nettle, coautor de la investigación, sostiene que el orgasmo femenino es una adaptación evolutiva que conduce a las mujeres a elegir y retener parejas de alta calidad con el fin de continuar su linaje. Por lo tanto, mientras más protegidas económicamente se sienten, tienen una mayor capacidad para llegar al clímax.

Utilizaron como base la Chinese Health and Family Life Survey, una encuesta realizada más de 5000 personas y encontraron en las mujeres con parejas adineradas una mayor incidencia en frecuencia orgásmica. Por su lado, David Buss, profesor de psicología en la Universidad de Texas, Austin, ha planteado en su libro The Evolution of Desire que los orgasmos “podrían promover la vinculación emocional con un hombre de ‘alta calidad’ como una señal de que las mujeres están satisfechas sexualmente y, por tanto no buscan sexo con otros hombres”. Comenta que  ” los orgasmos están diciendo ‘Soy extremadamente leal, así que deberías invertir en mí y mis hijos.” ¿Será? Al menos promoverá el ahorro y la productividad. ¿Qué dicen ustedes?

Share Button