Tú cumples con cuidarte pero una vez que ha terminado el round, resulta que su pene sale ‘desnudo’ de tu vagina. ¿Dónde quedó el condón? Sientes que tu pulso aumenta. ¿Cómo pudo salirse?

Por lo regular se debe a que él no lo colocó correctamente, es decir no lo deslizó hasta la base de su pene. Al penetrarte el aro o ‘sobrante’ se fue resbalando hasta traspasar tu vestíbulo vaginal. Con el movimiento y ritmo de penetración su pene fue empujándolo al interior. También sucede si en algún lapso él perdió un poco la erección, y la presión disminuyó. El látex quedó a merced del empuje.

Sácalo de ahí
Lo primero es relajarte y no caer en pánico. No va a perderse ni a llegar a tus amígdalas. Lo más recomendable es buscarlo por tu cuenta. Por lo regular se encuentra muy cerca y al alcance de tus dedos. Respira. Cuanto más te angusties, más se contraerán tus músculos pélvicos y harás más compleja y hasta dolorosa la búsqueda.

• Lubrica tus dedos índice y cordial. Usa un lubricante con base de agua.

• Acuclíllate o híncate con las piernas separadas. Puja ligeramente como si fueras a orinar para dar mayor amplitud o entrada.

• Introduce ligeramente uno o ambos dedos y con dirección hacia tu ombligo. Lo más seguro es que sientas el preservativo antes de que todo el dedo haya penetrado.

• Intenta deslizarlo con suavidad hacia afuera sin crear presión ya que podrías romperlo.

Revisa que el condón esté completo. Es raro que se seccione pero de ser así debes asegurarte de recuperar cada parte. Si no lo logras al primer intento, respira, relaja y repite. De no hallarlo acude al ginecólogo o a los servicios de emergencia. Que no te de vergüenza, han recibido miles de casos similares y les toma unos minutos extraerlo con una pinza.

Asimismo, no esperes a que el condón, caiga por gravedad o a qué ‘aparezca’ en unos días. No es recomendable y puede crear desbalance en la flora vaginal, o sea cuadros de infección.

Share Button