Estás en un dilema entre tu mujer y tu trabajo. Ya no es necesario, puedes con los dos.
Para cada circunstancia, hay una estrategia muy candente.

1.    Horario nocturno
Trabajas de noche y ella de día. El fin de semana estás tan cansado que no le haces el amor a tu mujer.

Estrategia
Al llegar a casa lávate la cara y bebe agua fría, eso te reanimará. Seguro ella estará por despertar así que métete en la cama desnudo y comienza a tocarla. Quizás ella se extrañe y ponga pretextos como el desayuno así que sorpréndela con una entrega inmediata de café y muffins en la cama. Pasa antes a un súper de 24 horas y después de hacerle el amor, compártelos con ella. La enviarás a trabajar con una sonrisa de oreja a oreja.

2.    Profesión muy absorbente
Eres médico, periodista, actor o parte de una firma que te exprime y exige un horario interminable. Casi nunca estás en casa y al llegar sólo quieres dormir.

Estrategia
No podrás cambiar tu agenda así que opta por administrar tus energías. Toma descansos breves durante el día, mantente hidratado, controla tu estrés y respira profundo cada que te acuerdes. Eso hará menos pesado tu día. En el camino de regreso a casa, deja atrás tus pendientes y fantasea con situaciones eróticas, imagina escenas candentes, eso te irá encendiendo y relajando. Al llegar no vayas hacia la cama ya que te incitará a dormir. Lleva a tu mujer a la cocina o la sala y ahí mismo cumple tus fantasías.

3.    Viajes continuos
Un trabajo que exige dejar a tu mujer sola muchos días casi siempre provoca estragos en su vida sexual e incluso en su comunicación.

Estrategia
Llámala por las noches antes de dormir y tengan sexo telefónico. Envíale e-mails sensuales explicándole todo lo que le harías si estuvieran juntos. Deja ‘escondidos’ por toda la casa recados con frases sexies como ‘Cuando regrese te voy a…’ para que ella los vaya descubriendo durante tu ausencia. Nunca olvides traerle algo del lugar que visites. Si es un negligé o juguete erótico será muy bien recibido. Antes de salir de viaje, siempre pídele que te deje llevar alguna prenda suya y dile que dormirás sintiendo el olor de su perfume y déjale algo que ella también pueda oler. La dejarás ansiosa por tu regreso y muy excitada.

4.    Trabajo extenuante
¿Quién no lo tiene? Cada vez se nos exige más. Tú, llegas sin corbata, con los puños de la camisa remangados, de malas, con cara de aburrimiento y quejándote de todo. Ella, claro, no se te acerca ni por casualidad.

Estrategia
No te victimices. Todos nos esforzamos cada día. Mientras más pienses en lo pesado de tu jornada, más te cansarás. Saliendo del trabajo escucha música que te reanime en el auto o el transporte. Sonríe aunque no tengas ganas, eso químicamente obliga a tu cuerpo a reaccionar y sentirse feliz. Lee comics o revistas que te llenen de optimismo como Men’s Health y come un chocolate o bebe una cerveza. La mejor terapia contra la fatiga es un orgasmo. En vez de irte a desparramar al sofá con el control remoto en la mano, toma una ducha con ella, masajéense mutuamente y hagan el amor mientras se relajan bajo el agua.

Obviamente necesitarás para vivir erecciones rápidas y potentes. Visita

rapidoypotente.com y descubre  herramientas para que tu amigo de lo mejor de sí.

Recuerda #MiElecciónEsDisfrutarMiVidaSexual

Únete en twitter

twitter boton @rapidoypotente

 

Dale Like

Fb boton

 

Facebook.com/rapidoypotente 

‘Mi elección es disfrutar mi vida sexual’

Share Button