El clittage o masaje del clítoris con el glande y cuerpo del pene, puede incluso llevarlos al orgasmo con la misma eficiencia que una penetración. Necesitarán un preservativo porque, ojo, hay intercambio de fluidos y contacto genital por lo que el contagio de ITS, en especial de VPH (papiloma) es muy alto; y aunque bajas, hay probabilidades de embarazo si él eyaculara en tu vestíbulo vaginal. Pero, si no bien por protección, para ponerle más picante, usen un condón texturizado y colóquenle una buena cantidad de lubricante con base de agua (una vez puesto, claro).

Hínquense frente a frente sobre la cama o una superficie cómoda. Sus pelvis deben quedar a la misma altura por lo que puedes poner cojines que balanceen las estaturas. Sólo tienes que acercar tu pelvis y él colocar su pene entre tus piernas y labios, obvio, de tu vulva. Muevan la pelvis rítmicamente acariciando toda la zona. La textura del condón hará su tarea así como la acuosidad brindada por el lubricante. Mide qué tanto debes separar las rodillas en orden de recibir más o menos intensamente el estímulo.

Share Button